Y YO SIGO ALUCINANDO…

By MONICA MOSS 6 años agoNo Comments
Home  /  Electrónica  /  Y YO SIGO ALUCINANDO…
 
Alucinante, es haber llegado hasta aquí con la cabeza sobre los hombros y los pies en la tierra… Y con más ganas de jaleo!!! Lo digo porque no ceso en mi empeño y menesteres artísticos. Me meto de lleno en el barro, y a veces me agobio, pero es que crear es adictivo, señores.
Quiero probar tantas cosas que me falta tiempo… y lo que es más importante: vidas!
Luchar por tus metas es importante, pero mucho más llevarlas a cabo. Aprender a cada paso, aunque éste resulte pasar desapercibido, o te parezca que sea en balde. No hay que saltarse ninguno, o sino te pasará factura. Y todo llega a algún lado. No sé a dónde, pero llega.
La teoría del Karma, dice que nada es gratuito. Toda acción lleva consigo una reacción. Si uno siempre odia, recibe odio por una vía u otra. Lo mismo a la inversa. No quiero decir que la vida sea justa, que no lo es en absoluto. Tampoco digo que haya que poner la otra mejilla si te hieren. Eso es estupidez. Y estamos en la vida para aprender… Pero desde luego, en nuestras manos está rodearnos de mierda, o de flores.

 

Hoy voy a desnudarme un poco más. 
Cuando acabé la facultad, y mi vida dió un giro inesperado, era una auténtica asquerosa. Todo me desquiciaba. Antes no existían los «haters» o «trolls» Pero sin saberlo, yo era una de ellas. Y es que hasta lo que sacaba Madonna, a veces me parecía una mierda. Qué osada. Pero sobre todo qué IGNORANTE. Era una imbécil en toda regla.
Un buen día conocí a una pareja de productores a los que me uní, no sólo en lo musical, sino en lo espiritual. Y «Ra» uno de ellos me dijo, tienes que cambiar mucho para que todo lo que deseas llegue a tí. Qué razón tenía. Tenía que abandonar la carrera del odio, o sino iba a caminar siempre del lado de la infelicidad. Y comencé a cambiar, poco a poco. Fuí dejando de criticar y empecé a trabajar. Y cuanto más trabajaba, más nacía en mí la palabra RESPETO y la palabra AMOR. Parecen ser inversamente proporcionales, como en las matemáticas. A más trabajo y disciplina, menos criticas a los demás y menos odias. Se aprende a reconocer la grandeza de las cosas y de las personas. Supongo que uno también se da cuenta, que conseguir cosas es realmente jodido. En ese momento, ya no quedó espacio para las comparaciones con los demás. Y sólo me preocupé de convertirme en aquello que quería ser: La mejor Monica Moss que pudiera ofrecer. 
Mi mundo no es de color de rosas. A veces se ha teñido de un negro insoportable. Querer ser uno mismo y mostrar al mundo lo que haces, siempre tiene un precio elevado. Y creedme que lo pago de un modo u otro. Pero a día de hoy, es para mí, más que satisfactorio. Yo elijo.
Me quedo con esa frase (de algún visionario que desconozco) que dice:
«Prefiero que me odien por lo que soy, a que me amen por lo que no soy».
Pero realmente sueño con ésta otra de Jung (Psicología, tenía que haber estudiado) que dice:
«Todos nacemos como originales, pero la mayoría mueren como copias».
Os dejo con nuestra última creación, y deseo de corazón que disfrutéis de todo lo bueno que nos ofrece la vida. Mucho más ahora, qué todo parece estar teñido de grís… 
Seguid soñando!
…Y manos a la obra!!!!!

Categorías:
  ElectrónicaLifestyleMúsica
this post was shared 0 times
 400

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder comprender que temas y diseños pueden mejorar el contenido que ofrecemos en esta página. Si no está conforme, mejor que deje la navegación en el sitio. En cualquier caso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad y le recordamos que puede eliminar las cookies de su navegador en cualquier momento política de cookies, pinche el enlace para mayor información. mas-informacion-sobre-las-cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies