Monica Moss

Artista electrónica multidisciplinar.  E-pop.
Amante del soul, la electrónica y el hip-hop.
Un alma libre en creación constante.
“Si existe en mi cabeza puedo crearlo.”

Soy una artista que no entiende de límites. Desde hace tiempo vengo trabajando en el “E-POP” una nueva vision del EDM en ESPAÑOL. Tengo más de 30 singles en Itunes y Beatport, 13 videoclips y 2 álbumes autoeditados en solitario. Escribo en mi blog sobre Activismo Musical. Y tengo un millón de sueños por cumplir...

Mi trabajo

¡Esto es E-POP! ¡El sonido electrónico más descarado!

6 Colores

Videos
 1

Este Momento

Musica / Videos
 5

Videoclip “Woololeiu”

Musica / Videos
 4

Videoclip “Carmen Oh!”

Musica / Videos
 3

Carmen Oh!

Fotografía / Musica / Portadas
 4

Videoclip “Rumores”

Musica / Videos
 4

Quieres ver más? Mira todo mi trabajo.

PRESENTANDO BE MAD COOL

“Mónica Moss, valiente y distinta a todas”

Diario
Diario, Diario Crítico

“Una locura extremadamente divertida, atrevida, reivindicativa e imaginativa.”

Revista
Revista, Experpento

“Algo más que una artista, es un concepto en sí mismo”

Revista
Revista, 100x100 Música

Forever Perras

Google+-ForeverPerras-
Spotifyitunes

Moss Rules

Portada Moss Rules Monica Moss
Spotifyitunes

“Un premio más que merecido. Una de las apuestas más descaradas del pop electrónico en castellano”

Canal
Canal, Cuatro

“La nueva voz del pop electrónico en español. Recuerda su nombre”

Canal
Canal, Divinity

“Su primer disco: ‘Moss Rules’, está lleno de talento y calidad”

Canal
Canal, Divinity

“Es una explosión de energía con letras directas y provocadoras en 9 temas llenos de fuerza y sensualidad”

Canal
Canal, Puro Cuatro

Mi Blog: Moss Rules!!

Muchos lo intentan pero pocos consiguen convertirse en lo que quieren ser. Mi vida, mis reglas

EL CAMBIO QUE VIENE… (o la importancia de lo que eliges)

7 febrero, 2016
Photo by Javi Martín. Estudio Cruz Puente. En las calles ya huele a Forever Perras queridos!! … #Primavera2016 Me invade una sensación extraña de responsabilidad. No sólo por la cantidad de tiempo y atención a los detalles que he podido generar a lo largo de más de dos años y medio de trabajo… Sino porque al margen de mi individualidad, que es bastante acentuada, he dejado un gran espacio para la conciencia colectiva. Sí! La vida, como el arte, resultan de un constante ajuste de energías contrapuestas. Aprender a equilibrar aquello que te define como artista y que además puede mostrar un camino distinto  a los demás. Hace 11 años, cuando tras varios grupos fallidos comencé mi carrera en solitario, era impensable trabajar en un nuevo marco/modelo musical autogestionado que pudiera servir de inspiración a futuras generaciones de artistas y creadores. Pero “no hay nada más poderoso que una idea a la que le llega su momento”, como decía Victor Hugo! Todos somos seres humanos únicos e irrepetibles formando parte de este cambio social que nos mueve como sociedad. Todo está conectado! Me sigues, verdad? A cada segundo elegimos quienes somos. Y cuanto antes aprendas quien eres y lo que representas, mejor podrás desempeñar tu escaño en el mundo. Tus decisiones aunque sean individuales impactan de algún modo en la sociedad. La ropa que compras, la carrera que desarrollas, tu estilo de comunicación, tu alimentación, tus valores… generan consecuencias en la sociedad y comunidad que te rodea. Uno no debería dejarse llevar tanto por la corriente, aunque a veces resulte lo más sencillo. Tan sencillo, como dejar de cuestionarse de donde vienen y hacia donde van las cosas. Estamos inmersos en un ciclo consumista y ayudamos demasiado a seguir perpetuando el modelo social (a mi entender caduco) de las últimas décadas. Aparentar. Ser el más rico y poderoso. Vivir en el sitio de moda. Gastar como el que más y alardear en RRSS “to the máximum”. Si no cuentas lo que que molas, no molas. xD! Lo mismo en la música. Seguimos perpetuando principalmente un único modelo sólo basado en la rentabilidad económica y que únicamente permite el paso y presencia de artistas respaldados por multinacionales… para colmo, principalmente extranjeros (que son los únicos que generan beneficios  y tienen para seguir invirtiendo). A veces me quedo petrificada del alarde de riqueza, poder y derroche de millones que en 10 segundos algunas superestrellas pueden llegar a hacer en sus videoclips. Definitivamente la riqueza está super mal distribuída en el mundo. Y a algunos se les ha ido la olla del todo. En todos los sectores. Y con tanto objetivo mercantilista estamos olvidando lo más importante: la música, coño! Ya no te digo las personas! Perso-que???? No sé si alguna vez te habrás parado a pensar por un segundo a quien dedicas tu tiempo y dinero. A quien compras tu ropa, tus alimentos, la música que tratan de venderte… quienes son esa personas que están detrás y qué valores representan. Si por un momento,

DIGNIDAD MUSICAL

11 diciembre, 2015
Qué gran año creativo, queridos! Cuanto trabajo, pasión y definición de conceptos. Analizo constantemente los significados y significantes de las palabras. Recuerdo el poder de nuestros actos y comunicaciones. El desarrollo lingüístico de Lacan, “La Espiritualidad en el Arte” de Kandinsky. La contundencia. La rotundidad con que me atrevo a mostrar ciertos aspectos de mi yo más privado… Cuatro años han pasado desde que comenzara a escribir este blog orientado a la música y creación desde la independencia: Moss Rules! Mi música, mis reglas.  Estamos de cumple, monicacos!! Y aunque todavía me entran sudores fríos cada vez que recuerdo ese 2011, hoy soy 4 años más fuerte, libre y llena de experiencias… Sobre todo ahora que recuerdo las presiones en su momento para retirarlo de circulación. Me encanta releer “El artista 360º”, el post que inauguraba Moss Rules. Todavía quedaba algo de ingenuidad e inconsciencia. Cuanto he aprendido desde entonces. Había dolor y mucho resentimiento. Aún nadaba entre las sombras de la vieja industria que se resistía al cambio, con aquella sensación asfixiante de que nada funcionaba. Ese tipo de emociones negativas, que nunca permiten navegar hacia la luz. Definitivamente no buscaba en los ambientes correctos… Si te interesa ésto más en profundidad puedes leer: “Si existe en mi cabeza, puedo crearlo” Pero en todo este tiempo, esa energía se ha transformado en otra cosa mucho más grande… Eso sí, los ajustes siguen siendo incalculables a día de hoy. Un disco y otro en camino venidero, unos 8 singles después, 12 videoclips más tarde, y un sin fin de aventuras innumerables me recuerdan que estoy aún muy viva y cada vez disfruto más y mejor de aquello que vengo haciendo. El resto del percal, no os creáis que han cambiado tanto! Conceptos como los Fascismos musicales, o Anorexia Musical, siguen estando de plena actualidad… Aún en éstos días, hablando con colegas de la profesión, vuelvo a darme cuenta con tristeza del poco cariño y respeto que tienen algunos a lo que es distinto de lo suyo. Vamos! Que como diría la Mala Rodriguez: “Todo es una mierda menos tú. Pero Tú… Quien te crees que eres?”  Todos los que siguen hablando de Basura española lamentablemente siguen amenazándonos desde el lado oscuro… Pero hace tiempo que me embarqué en Forever Perras y el olfato, me dice que voy en la dirección correcta. Así que muevo mi colita, mientras disfruto del paseo… Y si veo acercarse a algún ser rabioso con mala baba, me oculto entre la maleza y cuando pase, meo encima de su chorrito, para marcar adorablemente este territorio que nos pertenece a todos jijiji.  #ForeverPerras © 2015. Monica Moss Music

CABEZA, CORAZÓN Y… MUCHO COÑO!!

6 noviembre, 2015
Sí. Habéis leído bien. No podía ser de otra manera, ni decirse de un modo más fino. Quizá con una perífrasis, para no herir cierto tipo de sensibilidades… pero para que vamos a engañarnos. Cuando se trata de mujeres, no se trata de “pelotas”, si no de echarle ovarios. Que hasta el lenguaje coloquial se halla influido sobremanera por la testosterona… Nótese que podría utilizar otro nombre: chichi, papo, chumino, sexo… pero me he decantado por “coño” porque denota una mayor madurez y solemnidad. Qué escándalo!! Parece que se nos olvida que todos salimos del mismo sitio: un coño. Vulgar? Que va. Tan exquisito como el gusto que produce la palabra bien dicha en el momento justo. A veces a modo de interjección y otras con nombre propio. Vaya provocación! Más proviniendo de una mujer… Si ya estás pensando en dejar de leer esta reflexión personal, quizá debas replantearte la estrechez de tu moralidad. No sé, en mi arte y música, cuanto hay de cada ingrediente. Mi cabeza planifica el orden, los pasos a seguir, el camino a recorrer. El corazón late con fuerza con cada palabra y emoción intensa. El amor y la pasión dirigen la fuerza. Y mi coño, mis pulsiones, instintos, deseos, motivan mi arranque. Así va fluyendo todo en un triángulo equilátero. Portada del single “Este Momento” Incluso si me muevo a otro nivel de análisis, percibo esas mismas partes conformando mi yo público, mi yo privado y mi yo universal/trascendente. Por un lado la imagen pública que proyecto en los demás. Por otro, mi parte íntima y personal, la que dedico a mi familia y amistades. Por último, la parte de mi vida que dedico a trabajar el algo que perdure. Lo que suelo llamar mi yo trascendente. Y que para otras mujeres también podría ser la maternidad. Unas alumbran niños y otras proyectos creativos. Pero “el hornito” para los bollitos es el mismo. Ese segundo chakra a la altura del útero. Ahí es donde comienza todo. Donde se alumbra y da a luz. “Hasta el final” Cabeza, corazón y coño. Quizá te suene raro. Desproporcionado. Inadecuado. Pero que va. Ya es hora de rescatar de la basura, del olvido, de la censura y la vieja moral decimonónica… el foco de nuestra energía creadora femenina. Qué coño! Y entendedme bien. No se trata de pensar únicamente con nuestro sexo. Se trata de equilibrarlo a la altura de nuestra razón y emociones. Incluirlo y darle el lugar que merece en nuestra existencia. Aprender a utilizar nuestro deseo más visceral para impulsar esos cambios que buscamos en nuestra vida. Creedme que es una fuerza muy poderosa a explorar. Os lo dice una cantante. Los músculos bajos de la zona del placer, son grandes puntos de anclaje a la hora de proyectar el sonido y darle fuerza. Como el pecho (corazón) y la cabeza. Una vez más: C-C-C Así que, tal cual diría esta Forever Perra… Hasta el final: Cabeza, corazón… y mucho coño! Dirigiendo, creando y amando. © 2015. Monica Moss

EL VALOR DEL ÉXITO SOSTENIBLE

9 octubre, 2015
Qué tiene el éxito social que nos vuelve tan gilipollas? Tanto como para sacrificar amigos, traicionar parejas, poner zancadillas… Definitivamente nos hemos vuelto locos por saborear un minuto de gloria. Menos mal que este es un blog eco-friendly dedicado al trabajo y al éxito sostenible. Ese que hace que el individuo pueda ser admirado por su trayectoria vital y profesional, sin perder la cabeza. Si conseguiste tu lugar gracias a desacreditar al oponente, comprar a tus colaboradores, pisar de malas maneras al compañero, y en definitiva a hacer el “hijo puta”…. Disfruta mucho y rápido!! Porque seguro te cruzarás pronto con otro más hijo puta que tú, que te arrebate el puesto de “cabrón del año”. Es lo que tiene la carrera del odio, malandrín! … Y mientras unos se mueven por esa autopista, otros prefieren un viaje más placentero por carreteras secundarias… En ambas opciones, resulta curioso como la vida fuerza situaciones para que todo llegue al lugar adecuado. Y ante éste espectáculo inmenso, los seres humanos, pequeñitos, sólo pueden someterse con resignación a los tránsitos que les recuerdan que nunca fueron más que una pieza del puzzle de la vida. Por cierto, VIDA que compartimos todos en este mismo instante. (No sé porqué será, que últimamente pienso que he vivido todo lo que he vivido, para contarlo a las nuevas generaciones de un modo honesto…) En la vida no todo vale. Ni en política. Ni en la música. Y en el éxito tampoco. Nos creemos una especie superior, pero a cada paso demostramos ser inferiores. Sólo hace falta ver como caminamos sin poner freno hacia la destrucción de nuestros recursos y del ecosistema que nos acoge. Destruimos nuestra cultura. A nuestros compañeros y congéneres. Destruimos todo esfuerzo por ser mejor y cambiar las reglas del juego… Sun Tzu dijo en “El arte de la guerra”, que “en el amor y la guerra todo vale”. Vale. Pero sólo en 2 cosas puntuales. (Y en el amor… tengo mis dudas también…) El resto, no. El mayor éxito es dedicarse a hacer lo que quieres, rodeado de la gente que más admiras y amas. No penséis que soy naif. Que tengo unos ovarios como la copa de un pino… (tanto que me permito un cuarto punto suspensivo….) ja ja já! Bueno. Pensad lo que queráis. Pero pensad. El éxito mal entendido, como excelencia social/profesional nos vuelve arrogantes. Tanto como el excesivo intelectualismo. Se nos olvida quienes somos y de dónde venimos. Quienes son nuestros padres. El barrio que nos vió nacer. Se nos olvida lo más importante, que al final del camino unos y otros acabamos criando malvas en el mismo sitio. Y que a diario dedicamos un ratejo a cagar sobre una cosa llamada inodoro… Quizá en esta posición tan poco recomendable, unos lean el Marca y otros la Cuore. No somos iguales. Pero tampoco somos tan distintos después de todo. Disfrutamos riendo, comiendo, enamorándonos y follando. Bueno… esto según con quien! 😉 Del éxito como fin y como consecuencia, hablo en un
  • Últimos lanzamientos