MACHOFEST

By MONICA MOSS 4 semanas agoNo Comments
Home  /  Activismo Musical  /  MACHOFEST

 

Acaban de publicarse los primeros datos (pendientes de las confirmaciones) de representación femenina en festivales de Música para este 2018 por MYM (“Mujeres y Música”). Si los del pasado año ya eran catastróficos de por sí, los de éste no dejan de ser descorazonadores.

No sé porqué me parecía lógico pensar que éste sería el punto de inflexión habida cuenta de los movimientos feministas y a modo de reflejo del cambio social en el que estamos inmersas. Pero no. Continúa habiendo muy poca sensibilización por parte de cierto sector, hacia los problemas de género en la música. Tan alarmantes resulta el asunto que parece necesario retomar el debate acerca de la implantación las cuotas de paridad en cierto tipo de eventos.

 

Mientras algún festival de manera aislada intenta organizar tímidamente acciones y espacios que generen visibilidad y empoderen a las creadoras y mujeres en la industria musical; otros, simplemente, atienden a lo que las agencias de booking les ofrecen esa temporada. Pero cuando no llegamos ni a los mínimos razonables, lo más preocupante, son esos promotores que dicen “por lo bajini” no querer mujeres en sus escenarios. Imagino que a ellos lo que les interesa, es que ellas acudan en masa a comprar sus abonos y de paso se hagan una fotito para el instagram. Que aplaudan a sus ídolos, mientras se desgañitan y se les “mojan las bragas”, como se dice en ciertos ambientes.

 

Y es que en la era del “Machofest”, donde más de 2/3 de los grupos que suben a los grandes escenarios de Festivales de medio mundo están formados por hombres, se sostiene un modelo más digno de los tiempos de Torquemada y de la quema de brujas, que de los tiempos modernos.

 

Este tema es especialmente sangrante ya que como les adelantamos en otras ocasiones se viene olvidando a las referentes femeninas desde hace mucho. No sólo se nos ayuda menos, se nos financia nada, si no que obviamente nuestros proyectos se van diluyendo en el camino a medida que vamos cumpliendo edad, mientras que la de nuestros compañeros van ganando en peso, fuerza y dinero con los años. Algo tan antiguo como la psicología evolucionista que impregnaba “La Evolución del Deseo” de David Buss. Hay cosas que parecen no querer cambiar.

 

Si desde los propios eventos no se generan espacios reales que visibilicen propuestas de mujeres que nos confieran la igualdad real de oportunidades que merecemos, seguiremos alimentando la cultura del machofest. Y no me refiero a “medidas mamarrachas” que intenten calmar la ira feminista. Ni a toallas rosas en camerinos, donde las únicas mujeres que van a pasar, serán la de la limpieza, o las grupis que el agente de turno busque para que sus artistas puedan follar a gusto y rapidito esa noche. Me refiero a la responsabilidad social corporativa que trata de entender con empatía que es urgente promover el equilibrio de género en la programación de equipos y de artistas y creadoras, sobre los escenarios de sus festivales.

 

A veces me invade la tristeza cuando un grupo o compañero al que respeto y admiro, sube a un escenario de un festival en el que la mujer no deja de ser una mera anécdota. No puedo evitar pensar que con su conducta está sosteniendo dicho modo de proceder. Y me consta que a la mayoría de ellos les preocupa sobremanera los sesgos de género…

Quizá no es justo pensar así, sabiendo lo tremendamente complicado de nuestra profesión y sus entresijos. Pero mucho menos justo es todo a lo que nos enfrentamos nosotras durante todo el camino, para luego no poder cobrar, optar, elegir o recibir en la misma medida. Llegados a este punto algún atrevido atenderá a criterios de rentabilidad, que directamente suelen estar relacionados con las mayores inversiones publicitarias.  Pero de sobran saben uds. que en este país hay muchas mujeres llenas de talento y con gran tirón de público. Me vienen rápido nombres a la cabeza, tanto en el mainstream como en el sector independiente que no aparecen por ningún lado en este tipo de grandes acontecimientos.

 

Y como parece no fluir de un modo natural, comento algunas posibles soluciones que vienen desarrollándose en Europa con bastante éxito, para promover la igualdad hombre-mujer. Cuotas de equidad 50-50 como las que propone Keychange de aquí a 2022 para empoderar a la mujer en escenarios e industria musical. Cuotas de género 60-40, propuestas por Mouvement HF en Francia, y adaptada en España por “Clásicas y modernas” en el ámbito de las artes escénicas a equipos, creadoras y artistas. Ambas propuestas entendidas en marcos transversales de acción (de 3-5 años) y complementarias a la formación de profesionales a través de la sensibilización en la problemática de género.

 

…Y discúlpenme. Mientras me sueno los mocos y tiro de la cadena no dejo de darle vueltas a algo que se ha pegado con superglú a mis neuronas… ¿Cómo a día de hoy, en un país con más de 350 festivales de enero a diciembre la presencia de mujeres no supera el 12%,?

 

…¿Cómo?

 

(Artículo publicado en Diario Crítico el 8 de mayo de 2018)

Categorías:
  Activismo MusicalArtista independienteautorasE-PopElectrónicafeminismoForever Perrasindustria musical
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder comprender que temas y diseños pueden mejorar el contenido que ofrecemos en esta página. Si no está conforme, mejor que deje la navegación en el sitio. En cualquier caso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad y le recordamos que puede eliminar las cookies de su navegador en cualquier momento política de cookies, pinche el enlace para mayor información. mas-informacion-sobre-las-cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies